(01)2418832 - (01)4479051

VOLUMEN Y CONTENIDO

volumen y contenido de prótesis

VOLUMEN Y CONTENIDO DE PRÓTESIS

En volumen es muy variable y oscila, normalmente, entre los 125 cc y 450 cc. La elección del tamaño de las prótesis es muy difícil. En principio no hay talla que convenga sino deseo de alcanzar unas formas que se relacionan con la imagen de la feminidad que cada paciente posea. El método que utilizamos para definir el tamaño de las prótesis es colocar prótesis de diversos volúmenes en un sujetador sin relleno hasta encontrar aquella con la que mejor se encuentre. En su contenido actualmente se utilizan las prótesis rellenas de gel cohesivo de silicona y las de suero Fisiológico. La elección normalmente es hecha por el cirujano y responde más a la experiencia que se tenga con cada una de ellas. Nosotros utilizamos preferentemente las prótesis de silicona rellenas de gel cohesivo. Tienen la ventaja sobre las de aceite de silicona que si se desgasta o rompe la membrana sólida no sale su contenido si no que continúa cohesionado y no migra; es más, si pinchamos una prótesis y la comprimimos saldrá una burbuja que volverá a introducirse completamente cuando dejemos de hacerlo. Por este motivo ya no es necesario cambiar las prótesis al cabo de 8 ó 10 años y simplemente serán convenientes revisiones anuales para verificar su integridad. Ésta se puede valorar con precisión mediante resonancia magnética (RM). Por otra parte, estas prótesis son más naturales al tacto que las de suero.

Las de suero tienen la ventaja de la mínima incisión que se necesita para introducirlas puesto que se colocan deshinchadas y se rellenan una vez dentro del pecho, y, además, si se desgasta la bolsa que contiene el suero su contenido es reabsorbido sin problemas por el organismo. Sin embargo, tienen sus inconvenientes entre los que cabe destacar la posibilidad de pérdida de contenido por la válvula (pueden deshincharse, es decir, perder parte de su contenido, una o las dos prótesis), la mayor dureza y peso (son más duras al tacto) y, a veces, provocan ciertas sensaciones térmicas (pueden dar la sensación de frío local debido a que se calientan más lentamente que el cuerpo) o sonoras (movimiento de agua).